Rocas y minerales: desde la tierra profunda hasta la superficie
"Tan viejo como una roca", dice el dicho. No es para más, tomando en cuenta que las rocas y los minerales fueron entre las primeras cosas que se formaron en el planeta hace ya más de 4,600 millones de años.
Resultado del afloramiento de magma desde el interior de la Tierra, el material fundido al fluir a la superficie terrestre y enfriarse forma minerales que se van cristalizando, dando origen así a las rocas ígneas como el basalto y el granito.
Nuestros cuerpos mismos contienen pequeñísimos trazos de estos minerales, y sin ellos no podríamos sobrevivir, al ser un material necesario para los procesos naturales de la vida y para la evolución de la vid.
I. Origen, uso e importancia de las rocas
Las rocas son un producto geológico originado de forma natural desde el principio de la historia de la Tierra por la asociación química de uno o varios minerales. Su abundancia es tal que conforman casi la totalidad de la corteza terrestre, conocida como litósfera. Desde la Edad de Piedra, la humanidad ha utilizado las rocas como abrigo, defensa y herramienta, y su clasificación  se basa en su origen:  ígneas, sedimentarias y metamórficas.
Las rocas ígneas se forman a partir de un magma que se enfría y solidifica en un  proceso denominado cristalización, mientras que las rocas sedimentarias se forman cuando los productos de la meteorización, denominados sedimentos, experimentan litificación o consolidación. En el tercer tipo, las rocas metamórficas se forman a partir de una roca que ha sido sometida a una  presión y un calor elevados en un proceso denominado metamorfismo.

Basta voltear a ver una casa, una escultura, las carreteras y otras superficies para reconocer que muchas de las construcciones modernas están hechas a base de rocas como el basalto o el granito, así como la piedra caliza, el mármol y arenisca, o con otros usos, como el carbón, que es utilizado como combustible desde hace mucho tiempo, por mencionar algunos tipos de rocas.

¿Por qué la península Baja California es única en términos geológicos?
Baja California está constituida por un núcleo cuya edad oscila entre 80 y
140 millones de años. Este núcleo, conocido como batolito peninsular, forma el sistema montañoso que recorre de norte a sur la península. En el norte, se caracteriza por pendientes abruptas que descienden al Golfo de California y más suaves hacia el océano Pacífico.

II. Origen, uso e importancia de los minerales.
Los minerales son sustancias cristalinas de origen natural e inorgánico con composición química específica pero necesariamente fija. Éstos son el fundamento principal de las rocas y los estudios de ambos, llamados por separado mineralogía y estratigrafía, son la base del entendimiento de las Ciencias de la Tierra. 

Un mineral tiene un origen natural y forma sólida con una estructura cristalina, que quiere decir que sus átomos están ordenados en un patrón geométrico que es único para cada mineral. Al ser inorgánicos, no cuentan con compuestos como aminoácidos, péptidos o enzimas, pero sin embargo, muchos procesos orgánicos resultan en la formación de minerales, como se puede apreciar en la existencia de los corales, los huesos y dientes de los animales, y su composición química permite asignarles una fórmula química única, pero con variaciones que pueden darse debido a impurezas.

Esto es de gran interés para los geólogos, ya que existen más de 4,900 minerales conocidos hoy en día, de los cuales 4,660 son reconocidos a nivel internacional. No obstante, es asombroso pensar que tan sólo una docena de esos minerales, conocidos  como silicatos, forman más del 98% de la corteza terrestre.

Sin minerales no existiría la vida moderna como la conocemos. El aluminio, por ejemplo, es el mineral metálico más abundante en la superficie, y se usa para el transporte, empaque y maquinaria. Otros de los minerales más conocidos son el oro, hierro, cobre, halita, silicio, cuarzo, zinc y tungsteno, entre otros, y su uso varía desde la joyería y la conductividad eléctrica hasta la construcción y materiales industriales.

La nutrición de los minerales
Existen 16 minerales que son esenciales para la dieta humana en proporciones pequeñísimas, pero vitales para el correcto funcionamiento del organismo: calcio, fósforo, potasio, sodio, magnesio, sulfuro, cloruro, zinc, yodo, selenio, cobre, flúor, cromo, molibdeno y manganeso.